“Residente no habitual” (RNH) en Portugal

El régimen fiscal de “residente no habitual” (RNH) en Portugal es un sistema introducido por la ley fiscal portuguesa en 2009, creado para aumentar la competitividad internacional. El sistema fiscal de la RNH ha tenido mucho éxito a la hora de atraer a personas con capital independiente, jubilados y profesionales cualificados para que se conviertan en residentes fiscales en Portugal, sin periodo mínimo ni máximo de residencia.

Encontremos la inversión perfecta para usted en Portugal

Durante un periodo de 10 años, permite a las personas cualificadas beneficiarse de un estatus fiscal especial con exenciones fiscales e impuestos a tanto alzado sobre determinados ingresos y ganancias de capital. El traslado a Portugal es especialmente interesante para todos los autónomos, trabajadores por cuenta ajena y empresarios individuales. Si la solicitud tiene éxito, el estatus especial se concede por 10 años. Para los que tienen el estatuto portugués de RNH, se aplica un tipo impositivo fijo del 0% sobre las rentas extranjeras (ganancias, intereses, dividendos, rentas de capital o inmobiliarias), un impuesto sobre el patrimonio del 0% y un impuesto sobre la renta fijo del 20% sobre las rentas nacionales para las profesiones con mayor valor añadido, siempre que no tengan ninguna relación con Portugal.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE OBTENER EL ESTATUS NHR?

El estatus NHR le permite beneficiarse de un régimen fiscal especial en materia de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRS) durante 10 años consecutivos sobre las rentas obtenidas en el país y en el exterior.

Sin embargo, para incrementar las ventajas del régimen, es necesario tener en cuenta no solo la legislación fiscal portuguesa sino también la legislación fiscal del país de origen de la renta, así como los acuerdos de doble imposición (o la OCDE modelo de convención) aplicable a ingresos y ganancias de fuente extranjera.

  • Residencia en un país miembro de la lista blanca de la UE
  • No hay requisitos mínimos de estadía en Portugal (pero se debe tener cuidado para evitar la residencia fiscal considerada en otro país).
  • Posibilidad de disfrutar de una exención fiscal sobre los siguientes tipos de ingresos de fuente no portuguesa durante 10 años:
  • Dividendos;
  • Interesar;
  • Ingresos inmobiliarios;
  • Las plusvalías por la venta de inmuebles, acciones que obtengan más del 50% de su valor de inmuebles y barcos / aeronaves operados en tráfico internacional;
  • Regalías y otros ingresos por conocimientos técnicos (con algunas excepciones);
  • Beneficios de empresas y autónomos derivados de ocupaciones elegibles (pero consulte el convenio de doble imposición correspondiente al respecto).
  • Capacidad para pagar impuestos a una tasa fija del 20% durante al menos 10 años sobre los ingresos, tarifas, ganancias y regalías del empleo de origen portugués, si se derivan de ocupaciones calificadas.
  • Posibilidad de pagar impuestos a una tasa fija del 10% durante al menos 10 años sobre las pensiones y remuneraciones similares devengadas en el extranjero.
  • Posibilidad de transmitir el patrimonio a un cónyuge, compañero de vida y descendientes o ascendientes directos sin pagar impuestos sobre sucesiones o donaciones.

BENEFICIOS: IMPUESTO SOBRE SUCESIONES

Además de la inexistencia en Portugal del impuesto sobre el patrimonio, o el impuesto sobre sucesiones / donaciones para parientes cercanos, el régimen NHR esencialmente otorga a las personas calificadas la posibilidad de convertirse en residentes fiscales de una jurisdicción incluida en la lista blanca, evitando o reduciendo legalmente el impuesto sobre la renta en ciertas categorías de rentas y plusvalías no procedentes de Portugal durante un período de 10 años.

¿CUÁLES SON LAS CONDICIONES PARA OBTENER LA CONDICIÓN DE RESIDENTE NO HABITUAL?

Para obtener el estatus de residente no habitual (“NHR”) deberá:

1 Convertirse en residente fiscal en el país, sin haberse beneficiado nunca del régimen NHR

2 No haber sido residente fiscal en Portugal en los últimos cinco años

¿CUÁLES SON LOS PASOS PARA OBTENER EL ESTATUS NHR?

1 Obtenga un número de identificación fiscal portugués y regístrese como residente fiscal

2 Solicite el estatus NHR hasta el 31 de marzo del año siguiente al primer año.

¿CÓMO SE GRAVAN LAS RENTAS OBTENIDAS EN PORTUGAL?

La condición de residente fiscal no habitual permitirá a la persona que perciba rentas obtenidas en Portugal beneficiarse de la aplicación de una tasa reducida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del 20%.

Para beneficiarse de esta tarifa, estos ingresos deben provenir de alguna de las actividades de alto valor agregado de carácter científico, artístico o técnico que, a partir del 1 de enero de 2020, son las siguientes:

  • Directores generales y directores ejecutivos de empresas;
  • Directores de servicios comerciales y administrativos;
  • Directores de producción y servicios especializados;
  • Directores de hoteles, restaurantes, comercio y otros servicios;
  • Médicos, dentistas y estomatólogos;
  • Profesores universitarios y universitarios
  • Expertos en ciencias físicas, matemáticas, ingeniería, tecnologías de la información y la comunicación (TIC), entre otras;
  • Autores, periodistas y lingüistas;
  • Artistas creativos y artistas escénicos;
  • Técnicos y profesionales en ciencias e ingeniería (nivel intermedio), y técnicos y profesionales en tecnologías de la información y la comunicación;
  • Agricultores orientados al mercado y trabajadores calificados en agricultura y producción animal, silvicultura, pesca y caza.
  • Trabajadores calificados en la industria, la construcción y la artesanía, incluidos los trabajadores calificados en metalurgia, metalurgia, procesamiento de alimentos, carpintería, producción de prendas de vestir, artesanías, impresión, fabricación de instrumentos de precisión, fabricación de joyas, artesanos, trabajadores eléctricos y electrónicos.
  • Operadores y ensambladores de plantas y máquinas. Los trabajadores en las ocupaciones anteriores deben tener al menos una calificación de nivel 4 según el Marco Europeo de Cualificaciones o el nivel 35 de la Clasificación Internacional Uniforme de Educación, o tener cinco años de experiencia laboral comprobada.

Al final del período de 10 años, estarán sujetos y gravados bajo las reglas generales establecidas en el Código del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRS).

INGRESOS OBTENIDOS EN EL EXTRANJERO

Para los ingresos obtenidos en el extranjero, debe distinguir entre:

  • Ingresos y regalías profesionales
  • Ingresos por pensiones
  • Ingresos pasivos.

Bajo el régimen NHR, las siguientes categorías de ingresos y ganancias de capital de fuentes extranjeras (a menos que provengan de un paraíso fiscal en la lista negra que no tenga un acuerdo de doble imposición con Portugal), estarán exentas del impuesto sobre la renta en Portugal si pueden ser gravadas en el país de origen, aunque a menudo tampoco se gravan en manos de no residentes en este último país:

Dividendos, intereses e ingresos inmobiliarios Plusvalías por venta de inmuebles Regalías e ingresos asociados (pero tenga en cuenta que, según algunas convenciones, el país de origen no puede gravar estos ingresos, en cuyo caso se gravarán en Portugal)

Beneficios derivados de ocupaciones elegibles; Las plusvalías derivadas de la enajenación de bienes muebles (distintas de las acciones que deriven más del 50% de su valor de bienes inmuebles, o buques / aeronaves operadas en tráfico internacional) estarán exentas de impuestos si el respectivo convenio de doble imposición dispone que pueden tributar. en el país de origen, pero este no es el caso del modelo de la OCDE o de la mayoría de las convenciones, por lo que es posible que se necesite algún asesoramiento fiscal.

2.1 Ingresos comerciales y regalías

Los ingresos laborales obtenidos en el extranjero están exentos del IRS siempre que estén efectivamente gravados en el estado de origen, de acuerdo con el acuerdo de doble imposición entre Portugal y este estado.

Alternativamente, si no existe un convenio de doble imposición, las rentas estarán exentas si están gravadas en el Estado de origen y no pueden considerarse devengadas en Portugal, de acuerdo con las reglas establecidas en el Código del IRS.

A su vez, las rentas del trabajo por cuenta propia que brinden servicios de alto valor agregado de carácter científico, artístico o técnico, y determinadas regalías, estarán exentas del impuesto sobre la renta, siempre que se cumpla alguna de las siguientes condiciones:

  • Que las rentas pueden someterse a imposición en el estado de origen en virtud de un convenio de doble imposición celebrado entre Portugal y ese estado; o
  • Cuando no exista tal acuerdo de doble imposición, los ingresos en cuestión pueden gravarse en el estado de origen de acuerdo con el Modelo de Convenio Fiscal sobre la Renta y el Capital de la OCDE. En este caso, la renta no debe considerarse obtenida en Portugal y no debe provenir de un país, territorio o región con un régimen fiscal privilegiado claramente más favorable que figura en la lista aprobada por la ley portuguesa.

La aplicación del método de exención del IRS a los tipos de ingresos anteriores, por lo tanto, depende de diferentes condiciones:

– La aplicación del método de exención del IRS a los ingresos por empleo de fuente extranjera no depende de si proviene o no de una actividad de alto valor agregado. Más bien, depende de si dichos ingresos están realmente gravados o no (por ejemplo, aplicando una tasa de retención de impuestos) en el estado de origen;

– La aplicación del método de exención a los ingresos del trabajo por cuenta propia depende de si los ingresos se derivan de la prestación de servicios (excluyendo así los ingresos de cualquier actividad comercial, industrial, agrícola, forestal o ganadera) y de un alto valor agregado. actividad. Sin embargo, para que se aplique el método de exención, es suficiente que el estado de origen pueda gravar estos ingresos, como se describe anteriormente. No es necesario que las rentas estén realmente gravadas.

Cuando los ingresos provenientes del empleo, el trabajo por cuenta propia o las regalías no cumplan con las condiciones descritas anteriormente, se gravarán de acuerdo con las reglas generales del PIT. Esto significa que los ingresos estarán sujetos a las tasas progresivas del PIT hasta el 48% y, en su caso, se agregará la tasa de solidaridad adicional mencionada anteriormente.

En resumen, los tratados de doble imposición (DTA) firmados por Portugal, o con el modelo de tratado fiscal de la OCDE, otorgan la posibilidad de gravar la mayoría de las categorías de ingresos al país de origen de dichos ingresos. Sin embargo, en la práctica, para atraer inversiones extranjeras, muchos países no hacen uso de esta posibilidad para gravar a los no residentes.

Dado que la mayoría de estas categorías no se gravarán en Portugal, ya que pueden gravarse en el extranjero, en la práctica, la mayoría de los tipos de ingresos de fuente extranjera estarán gravados a cero.

Tomando como ejemplo el Acuerdo de doble imposición entre el Reino Unido y Portugal, si usted es residente en Portugal pero recibe dividendos del Reino Unido, el Reino Unido puede gravarlos según el artículo 10, aunque no lo hará si el destinatario no es un residente del Reino Unido.

Por otro lado, Portugal tampoco gravará dichos dividendos en manos de un DTA, porque el Reino Unido puede gravarlos en virtud del DTA. Así, el residente no habitual en Portugal puede recibir dividendos de fuentes británicas completamente exentos de impuestos.

2.2. Ingresos por pensiones

Los contribuyentes que se conviertan en residentes fiscales en Portugal a partir del 1 de abril de 2020 y que cumplan con los requisitos para obtener el estado NHR están sujetos a una tasa de impuesto sobre la renta personal (PIT) del 10% sobre los ingresos por pensiones obtenidos en el extranjero.

Sin embargo, si lo prefieren, pueden optar por agregar sus ingresos y eliminar la doble imposición internacional aplicando el método de crédito fiscal.

Además, el método de exención se aplica a los contribuyentes que obtuvieron el estatus NHR antes del 1 de abril de 2020 y a aquellos que fueron considerados residentes fiscales en Portugal para esa fecha (que soliciten el estatus NHR dentro de los límites de tiempo legales). Sin embargo, solo pueden usar este método si:

se gravan en el estado de origen de acuerdo con un acuerdo de doble imposición entre Portugal y este estado, o cuando, de acuerdo con los criterios del Código del IRS, la renta no se considera obtenida en Portugal.

No obstante, los contribuyentes que ya se hayan beneficiado del régimen de NHR o que se inscribieron en él antes del 1 de abril de 2020, podrán optar entre uno u otro:

las antiguas normas, bajo las cuales mantienen la exención de tributación de las pensiones devengadas en el exterior cuando cumplan las condiciones establecidas por la ley al efecto, o adherirse al nuevo régimen bajo el cual sus pensiones estarán sujetas a tributación a una tasa del 10% mientras el régimen sea de aplicación.

La citada tasa del 10%, que fue introducida por la Ley de Presupuestos del Estado 2020, también se aplica, en los términos antes señalados, a los siguientes ingresos:

– Las rentas percibidas en situaciones de prejubilación, prejubilación o reserva, trabaje o no, y las prestaciones otorgadas, cualquiera que sea la base, antes de cumplir con los requisitos obligatorios de seguridad social para pasar a la condición de jubilado. Alternativamente, incluso si el contrato de trabajo aún no está en vigor, si los ingresos están sujetos a la condición de que sean pagaderos hasta que se cumplan esos requisitos. Esta tasa aplica incluso si, en cualquiera de los casos previstos anteriormente, los ingresos son propiedad de fondos de pensiones u otras entidades que reemplacen al deudor original;

– Cantidades gastadas, obligatorias o discrecionales, por el empleador en seguros y operaciones de vida, aportes a fondos de pensiones, cajas de ahorro para el retiro o cualesquiera regímenes complementarios de seguridad social, siempre que constituyan derechos adquiridos e individualizados de sus beneficiarios; y aquellos que, aunque no constituyan derechos adquiridos e individualizados de sus beneficiarios, estén sujetos a anticipos, redenciones o cualquier forma de anticipación de su disponibilidad; y las referidas cotizaciones, no sujetas previamente a tributación, cuando se reciban como capital, aunque cumplan con los requisitos impuestos por los regímenes obligatorios de seguridad social aplicables a la jubilación, o si la persona ya se ha jubilado.

Como alternativa al método de exención, el contribuyente puede optar por el método de crédito fiscal y, en este caso, el contribuyente estará sujeto al impuesto en Portugal.

2.3 Ingresos pasivos

La renta pasiva es renta de capital:

  • Interesar
  • Dividendos
  • Regalías (ciertos tipos)
  • Rentas de la propiedad (bienes raíces)
  • Ganancias de capital

Según las normas de NHR, los ingresos pasivos obtenidos en el extranjero están exentos del impuesto sobre la renta de las personas físicas, siempre que:

– pueden someterse a imposición en el estado de origen en virtud de un acuerdo de doble imposición celebrado entre Portugal y ese estado;

– En los casos en que no exista tal acuerdo de doble imposición, el estado de origen puede gravar las rentas en cuestión de conformidad con el Modelo de Convenio Fiscal sobre la Renta y el Capital de la OCDE.

En este caso, la renta no debe considerarse obtenida en Portugal y no debe provenir de un país, territorio o región con un régimen fiscal privilegiado claramente más favorable que figura en la lista aprobada por la ley portuguesa.

Para enmarcar correctamente la tributación de las rentas pasivas obtenidas en el exterior, es importante tener en cuenta que muchos instrumentos de deuda son emitidos por entidades ubicadas en países, territorios y regiones con regímenes tributarios privilegiados claramente más favorables que aparecen en la lista aprobada por la ley portuguesa.

Cuando esto sucede, la renta pasiva resultante de la tenencia, transmisión o amortización de los instrumentos de deuda en cuestión no se beneficia, por regla general, de la exención del impuesto sobre la renta que se aplica en el régimen NHR.

Asimismo, existen casos en los que, si bien las rentas obtenidas en el extranjero tienen la naturaleza de rentas del capital, no entran en la definición de “intereses” o “dividendos”, tal y como estos conceptos se definen en los convenios de doble imposición celebrados por Portugal, e interpretado de conformidad con el Modelo de Convenio Fiscal sobre la Renta y el Capital de la OCDE (teniendo en cuenta las observaciones y reservas expresadas por Portugal). Estos casos requieren un análisis caso por caso.

Por último, es importante señalar que los ingresos que se benefician de la exención están, por regla general, sujetos a agregación obligatoria a los efectos de determinar la tasa que se aplicará a los ingresos restantes. Además, como alternativa al método de exención, el contribuyente puede optar por el método de crédito fiscal. En este caso, el contribuyente estará sujeto a impuestos en Portugal a una tasa del 28%, siendo abonado la menor de las siguientes cantidades:

1) el impuesto pagado en el país que constituye la fuente de ingresos,

2) el impuesto que se habría pagado si estos ingresos se hubieran obtenido en Portugal.

(1) Tipo impositivo único. Los residentes pueden optar por someterse a los tipos impositivos progresivos.

(2) Los tipos impositivos progresivos varían entre el 14,5% y el 48% (para ingresos superiores a 80.640 EUR). También se aplica un recargo de solidaridad para los ingresos superiores a 80.640 euros.

(3) Las exenciones dependen del tratado fiscal en cuestión y siempre que el país extranjero no sea considerado un paraíso fiscal.

(4) Tipo impositivo único para los profesionales de alto valor añadido.

Programe ahora una consulta gratuita con uno de nuestros expertos.

How can we help you?

Send us a message

¿Cómo podemos ayudarle?

Envíanos un mensaje

¡no se pierda las ofertas ni las novedades!

Suscríbase a nuestro boletín y no se pierda las últimas novedades y ofertas.